Plan de Movilidad

HACIA UN NUEVO CONCEPTO DE PLAN:

  PMUS Boecillo.pdf

OBJETIVOS Y ESTRATEGIA DE ACTUACIÓN EN BOECILLO

El Plan de Movilidad Urbana Sostenible se articula en un diagnóstico desituación, unas políticas y programas de actuación y un plan de seguimiento. Esta estructura garantiza la integración de todas las medidas adoptadas y su interrelación. También, se promueve una evaluación conjunta de estas medidas según los grandes objetivos de carácter ambiental, energético o de calidad de la vida urbana y ciudadana.

El Plan mantiene la siguiente estructura:
 
1. Un punto de partida en la situación actual del municipio de Boecillo y de la movilidad urbana recogido en la fase de “Diagnóstico de situación” dentro de este misma memoria. Además se describe la metodología para la implantación del Plan de Movilidad donde se incluye la participación ciudadana.

2. Determinación de las actuaciones en el apartado denominado “Contenido del plan de Movilidad” donde se recogen las medidas a implementar en los siguientes ejes de actuación:
a. Tráfico Rodado
b. Movilidad Peatonal
c. Aparcamientos
d. Ciclable
e. Transporte Público
f. Accesibilidad
g. Plan de Seguridad Vial

3. Los indicadores y los mecanismos para hacer el seguimiento del Plan de Movilidad. Este escenario busca modificar notablemente las tendencias actuales de movilidad, reducir el impacto ambiental del transporte, mejorar el balance energético y promover un desarrollo urbanístico más sostenible. Para ello se
establecen unas líneas generales de actuación en el que estarán imbuidas las políticas de movilidad del municipio.

4. Se establece los mecanismos de comunicación y divulgación a través de un Plan de Marketing.

5. Los mecanismos de financiación de las actuaciones propuestas.

 

Objetivos Específicos del PMUS de Boecillo

1.  Fomento de los modos no motorizados.
Los objetivos perseguidos con el presente Plan de Movilidad pretenden:
* Incrementar o al menos mantener la cuota de los modos no motorizados en el reparto modal de la movilidad urbana.
* Aumentar el atractivo del espacio peatonal.
* Desarrollar una infraestructura de conexión no motorizada de todos los núcleos y barrios entre sí.
* Desarrollar una política integral de la bicicleta. La importancia del viaje a pie y el potencial crecimiento del uso de la bicicleta, hacen conveniente la separación de esta política (fomento de la movilidad no motorizada) en dos áreas de intervención: movilidad peatonal y movilidad ciclista.
2. Conseguir un uso más racional y ambientalmente óptimo del espacio público urbano-
El espacio público urbano es escaso y susceptible de un mayor disfrute por los ciudadanos. Tradicionalmente, la ocupación de espacio viario por el automóvil ha sido dominante sobre otros usos de transporte o equipamiento. La recuperación del espacio urbano pasa necesariamente por la reducción del espacio dedicado al automóvil y mejorar las condiciones ambientales del espacio público. En consecuencia, objetivos de esta política serán:
1. Reducir el ruido y la contaminación en el espacio público.
2. Reducir el riesgo y el peligro en el espacio público.
3. Reducir la presencia de automóviles en el espacio público.
4. Ampliar la autonomía de los niños, personas con discapacidad y personas mayores en el uso del espacio público.
5. Aumentar el atractivo del espacio público para los modos no motorizados, ampliando a su favor el reparto de la superficie viaria.
6. Recuperar espacio público estancial en determinados barrios y zonas.
7. Garantizar la accesibilidad de las personas con discapacidad.
Las áreas de intervención de esta política son, principalmente, tres: a) Programas para la recuperación del espacio público para el ciudadano no motorizado (áreas de prioridad peatonal); b) Estrategia de aparcamiento; y c) movilidad ciclista.
3- Incidir sobre la conducta de movilidad de los ciudadanos
La denominada “gestión de la movilidad” incide sobre paquetes de medidas que tienen por objeto modificar las pautas o conductas de movilidad de colectivos específicos. Estas medidas, que vienen siendo aplicadas de manera sistemática en otros países europeos, se basan en el análisis, información, comunicación-participación y prueba de cambios de movilidad en colectivos de trabajadores, escolares y sus familiares, jóvenes, etc. Una parte importante de la gestión de la movilidad se dirige a grupos con
claras limitaciones de movilidad: mayores y personas con movilidad reducida. Ambos grupos son objeto de acciones dentro de los programas de promoción de los modos no motorizados, seguridad y eliminación de barreras, que se exponen en los capítulos siguientes.
Entre los objetivos perseguidos, podemos apuntar los siguientes:
1. Modificar la cultura de la movilidad para dar más relevancia a los modos más sostenibles y equilibrar la movilidad con otrasnecesidades sociales.
2. Facilitar el acceso autónomo de los niños y jóvenes a sus centros educativos.
3. Reducir la conflictividad de las horas punta de acceso a los puestos de trabajo y escuelas.
Asimismo, toda política que busca modificar los hábitos de los ciudadanosdebe basarse en planes de formación, comunicación y divulgación.
Siguiendo estos criterios, las áreas derivadas de esta política son: a) medidas de gestión de la movilidad sobre colectivos específicos; b) Planes de formación y educación; y c) Comunicación, divulgación y marketing.
 
4. Contribuir a la planificación sostenible del desarrollo urbano
Por último, esta política se dirige a establecer mecanismos de desarrollo de los nuevos suelos y de las infraestructuras de transporte que sean sostenibles y ambiental y energéticamente eficientes.
Es clara la relación entre urbanismo y movilidad urbana. La tradicional forma de planificar la ciudad, basada en una especialización de los espacios para distintos usos, ha generado fuertes necesidades de
movilidad motorizada que se convierten en necesidad de utilizar el automóvil cuando los nuevos desarrollos se sitúan en áreas dispersas y tienen baja densidad.
En ese sentido, no es política del Plan pero si política urbanística buscar un tipo de urbanización que facilite la movilidad peatonal, ciclista y cree las condiciones para ser servida en transporte público.
Atendiendo a los criterios de transporte, apuntaremos la necesidad de:
1. Un diseño de urbanización más adecuado al uso peatonal y ciclista.  
2. Niveles mínimos de accesibilidad y cobertura de los nuevos desarrollos respecto del transporte público.

Puede descargarse eñ proyecto en este enlace:  PMUS Boecillo.pdf

Imagen 1    Imagen 2Imagen 3  Imagen 4  Imagen 5  Imagen 6Imagen 7  Imagen 8Imagen 9